0 personas indicaron que esto les resultó útil

Disfrutar de una bebida de vez en cuando puede resultar agradable, pero consumir alcohol en exceso puede tener efectos negativos no solo para ti, sino también para tus amigos y tu familia.

El consumo de alcohol en exceso deteriora tu juicio, lo que significa que aumenta tus probabilidades de que te expongas a situaciones de peligro. Puede provocar lesiones, accidentes, relaciones sexuales no seguras, problemas con la policía o ser víctima de un delito. Si los demás advierten que te expones a estas situaciones de alto riesgo y te brindan su apoyo para superarlas, estas circunstancias pueden producir una tensión innecesaria en las relaciones con tus seres queridos.

Algunas personas consideran que beber excesivamente también puede volverlas agresivas, en especial, hacia los individuos que las rodean. El alcohol no es una excusa válida para el comportamiento violento y toda agresión bajo su influencia puede ser causa de condena y prisión.  Si adviertes que te sientes enojado o violento cuando bebes, o si los demás te lo han dicho, lo mejor es dejar de beber y volver a reflexionar acerca del momento y la cantidad cuando consumas alcohol en el futuro. Si tienes dificultades para controlar cuánto bebes, consulta a tu médico general o proveedor de atención médica.

¿Esta página fue de ayuda?

Gracias por tus comentarios, votaste Si!No :(

Que puede hacer a continuación

Controle el alcohol que ingiere
Controle el alcohol que ingiere

Si le preocupa no poder controlar la cantidad de alcohol que beben ellos o algún conocido podrá obtener más información y ayuda en este artículo. Si tiene un problema con el alcohol puede resultar difícil controlarlo, pero una vez que haya admitido tener el problema y haya decidido controlarlo usted mismo o pedir ayuda, mejorará su salud física y psicológica.

Lea más