0 personas han encontrado esta información útil

Disfrutar de una bebida de vez en cuando puede resultar agradable, pero beber en exceso puede conllevar efectos negativos no solo para ti, sino también para tus amigos y tu familia.

El consumo de alcohol compulsivo o abusivo altera tus facultades mentales, lo que implica que aumente la posibilidad de verte expuesto a situaciones peligrosas. Esto puede provocar lesiones, accidentes, prácticas sexuales inseguras, problemas con la policía o incluso podrías terminar siendo víctima de un delito. La obligación de vigilarte para evitar que te expongas a estas situaciones de alto riesgo y ofrecerte apoyo para superarlas puede ejercer una presión innecesaria en las relaciones con tus seres queridos.

Algunas personas experimentan que el consumo excesivo de alcohol también aumenta su agresividad, especialmente hacia los más cercanos a ellos. El alcohol nunca es una justificación válida para un comportamiento violento. Cualquier agresión bajo su influencia puede provocar una condena y encarcelamiento.  Si experimentas una sensación de enfado o agresividad al beber, o si otras personas te indican que la observan en ti, la mejor opción es dejar de beber y reconsiderar cuándo y cuánto alcohol deberías consumir en el futuro. Si tienes dificultades para controlar la bebida, consulta con tu médico de cabecera o proveedor de servicios sanitarios.

¿Esta página fue de ayuda?

Gracias por tus comentarios, has votado Si!No :(

Que puede hacer a continuación

Controla tu consumo de bebidas alcohólicas
Controla tu consumo de bebidas alcohólicas

Si estás preocupado porque no puedes controlar el consumo de bebidas alcohólicas, o el de alguien que conoces, este artículo te facilitará información y ayuda.. Controlar los trastornos relacionados con el alcohol puede ser difícil, pero cuando reconoce que tiene un problema y lo controla o trata de obtener ayuda, mejorará su salud física y psicológica.

Leer más