Acerca del alcohol

Lo que necesita saber acerca de tomar y manejar

A pesar de que el límite legal sí existe, siempre es más seguro no manejar bajo los efectos del alcohol. Estas son algunas razones por las que no debe hacerlo.

Lo que necesita saber acerca de tomar y manejar
Lo que necesita saber acerca de tomar y manejar

Incluso una pequeña cantidad de alcohol puede afectar su juicio y tiempo de reacción. Esto hace que conducir un vehículo motorizado después de haber consumido alcohol sea un riesgo potencial para su vida y la de los pasajeros, otros conductores y peatones.

Para disminuir el riesgo, los gobiernos del mundo han establecido límites legales sobre la cantidad de alcohol que puede consumir y seguir conduciendo un vehículo (1). Rebasar estos límites puede terminar en multas, pérdida de la licencia para manejar o incluso pasar un tiempo en la cárcel.

El consumo de alcohol afecta la claridad y velocidad de su reacción y toma de decisiones

Debido a que el cuerpo absorbe el alcohol que consume, una parte llega al cerebro y afecta la forma en que procesa la información y de responder al mundo que lo rodea (2). Mientras más consuma, más alta será la concentración de alcohol en la sangre (o BAC) (3) y más alcohol llegará a su cerebro. Posteriormente, esto hará más lento su tiempo de reacción y coordinación, y alterará su juicio. El BAC se expresa en miligramos de alcohol por litro de sangre, es un indicador confiable para medir su nivel de alteración y se usa con fines legales y de ejecución.

Algunos países han establecido límites legales del BAC con respecto al consumo de alcohol y la conducción, sin embargo, estos límites son variables

Prácticamente todos los países han establecido límites legales sobre la concentración de alcohol en la sangre permitida al conducir (1). Sin embargo, estos límites son variable en cada país. En algunos países no se permite nada de alcohol al conducir, en otros, se permite la BAC de hasta 0.08. También es común que se aplique una política de cero tolerancia para conductores principiantes y aquellos que estén aprendiendo a conducir.

La policía hace cumplir los límites de BAC, ya sea a través de un test del aliento en la carretera o de pruebas de sangre. Si excede el límite, infringe la ley. En algunas jurisdicciones, la gente señalada con un BAC excesivo, es probable que tenga que usar un alcoholímetro antes de conducir, en el que debe soplar en una boquilla antes de arrancar el vehículo y evita que el motor funcione si ha consumido alcohol.

Existe una relación directa entre la cantidad de alcohol que bebe y su BAC (3), sin embargo, la velocidad en que aumenta la BAC dependerá de quién se trate y, por supuesto, de la cantidad y velocidad con la que haya bebido. La única forma de probar su BAC es a través de una prueba sanguínea o de aliento. Independientemente del límite legal, la opción más segura es no manejar bajo los efectos del alcohol.

¿Cuánto sabes realmente sobre el alcohol?

Descúbrelo con nuestro cuestionario de cinco minutos sobre el alcohol y sus efectos.

Descúbrelo con nuestro cuestionario de cinco minutos sobre el alcohol y sus efectos.

Haz el quiz