Acerca del alcohol

¿Qué es el alcohol ilícito y por qué es tan peligroso?

Se cree que aproximadamente el 25% de todo el alcohol que se consume en el mundo es ilícito [1] y beberlo puede hacer que te enfermes o puede incluso matarte.​ Esto es lo que necesitas saber.​

¿Qué es el alcohol ilícito y por qué es tan peligroso?
¿Qué es el alcohol ilícito y por qué es tan peligroso?

El alcohol "ilícito" se produce ilegalmente, fuera de los procesos de producción aprobados y regulados de los fabricantes registrados y legítimos. En su mayoría, no tiene marca y no cumple con los estándares que garantizan la calidad y seguridad de los productos.

En algunos países, se fabrican pequeños lotes de elaboración casera a partir de ingredientes disponibles localmente y se venden fuera de los canales de producción y distribución legal. Otras bebidas ilícitas se producen a mayor escala, a veces utilizando etanol disponible fácilmente en lugar del proceso de fermentación natural y se mezcla con otros ingredientes. Pueden venderse directamente en el mercado negro y pueden volver a envasarse y venderse como falsificaciones de marcas conocidas.

El mercado ilegal también incluye el contrabando de bebidas de marca de alta calidad producidas legalmente fuera de las fronteras. Esto generalmente sucede cuando hay una diferencia grande en el precio o cuando el alcohol está disponible en unos lugares y no en otros.

El alcohol ilícito puede suponer un riesgo significativo para tu salud

Ilustración de una señal con un triángulo de advertencia junto a botellas de alcohol.
Ilustración de una señal con un triángulo de advertencia junto a botellas de alcohol.

El alcohol producido de forma ilegal implica un riesgo significativo para la salud de los consumidores. Los informes de noticias en países de todo el mundo con frecuencia señalan intoxicaciones con importantes consecuencias, así como muertes.

Debido a que no existe un control de calidad o supervisión sobre el proceso de producción de estas bebidas, pueden contener cantidades muy altas de etanol, lo cual incrementa el riesgo de intoxicación. También pueden contener ingredientes perjudiciales y tóxicos (2, 3). Uno de los más comunes es el metanol, una forma de alcohol que puede añadirse a algunas bebidas ilícitas para hacerlas más fuertes. Este alcohol produce ceguera y otros problemas de salud, pudiendo llegar a ser mortal. (4). Además, algunas bebidas se contaminan durante la fabricación con químicos tóxicos y productos animales que pueden añadirse para acelerar la fermentación. Al consumirlas, estas bebidas suponen un alto riesgo de intoxicación e infección.

Las persinas también puede recurrir a beber fluidos que contienen alcohol, como desinfectante de manos, colonia, enjuague bucal o limpiavidrios, porque son baratos y fácilmente disponibles (5-7). Aunque estos líquidos pueden comprarse y utilizarse legalmente, no están destinados para la ingesta y las consecuencias pueden ser devastadoras.

El alcohol ilícito está ampliamente difundido, particularmente en el mundo en desarrollo.

Existen muchos países del mundo en los que es riesgoso consumir alcohol, especialmente si no es en un restaurante o si no se compra en una tienda autorizada.

La Organización Mundial de la Salud estima que una cuarta parte del alcohol que se consume en el mundo es ilícito  (1), pero los estudios muestran que esta cifra es mucho más alta en algunas regiones. Por ejemplo, casi la mitad del alcohol que se consume en el Sureste Asiático y más de un tercio del que se consume en África es ilícito (10). Se produce o se vende ilegalmente, o ambas cosas, en donde los productos legales no están disponibles o no son accesibles, generalmente porque no son asequibles para muchas personas (11).

Esa es la razón por la cual los efectos del alcohol ilícito lo sienten con más gravedad los miembros más pobres de la sociedad, que no pueden acceder a productos legales. Los efectos del alcohol ilícito son particularmente graves para quienes están malnutridos y con acceso insuficiente al sistema sanitario.

El alcohol ilícito incluye bebidas de fabricación casera, falsificadas y muchas que no cumplen con los estándares de calidad e integridad

Illustration of two alcohol labels, one with a label and the other without.
Illustration of two alcohol labels, one with a label and the other without.

En muchos países, las bebidas de alcohol ilícito pueden ser productos locales tradicionales de fabricación casera. Éstas incluyen la Guarapita y el mal llamado licro de Cocuy en Venezuela, el pulque en México, la chicha en Bolivia, la cerveza de sorgo y otras mezclas en Botsuana y Sudáfrica, el samogón un vodka de fabricación casera en Rusia y Bielorrusia. En ocasiones, estas bebidas pueden ser de alta calidad, pero con frecuencia no lo son y no es fácil notar la diferencia, de allí el aoto riesgo de su consumo.

Otros tipos incluyen las bebidas fabricadas a gran escala y de forma ilegal, las cuales, con frecuencia, se venden por canales ilegales (12). Sin embargo, también pueden pasar como marcas legítimas y pueden encontrarse en tiendas minoristas legales o servirse en bares y otros establecimientos (13). La fabricación y comercialización de alcohol clandestino e ilegal puede poner en peligro la salud de los consumidores incautos.

¿Cuánto sabes realmente sobre el alcohol?

Descúbrelo con nuestro cuestionario de cinco minutos sobre el alcohol y sus efectos.

Descúbrelo con nuestro cuestionario de cinco minutos sobre el alcohol y sus efectos.

Haz el quiz